El arresto del hijo del “Chapo”, un gesto a Biden de López Obrador

Viral 09 de enero de 2023 Por Bruno Maximiliano
Los especialistas dicen que la captura de Ovidio Guzmán es un guiño del presidente y no una nueva política contra el narcotráfico.
8liotebyum-e1673020186122
El arresto del hijo del “Chapo”, un gesto a Biden de López Obrador

La captura de uno de los hijos del antiguo jefe del cartel de Sinaloa, Joaquín “el Chapo” Guzmán, la semana pasada en México, fue más un guiño aislado que una estrategia de guerra contra el narcotráfico, según los expertos.

La detención de Ovidio Guzmán en Culiacán, el feudo del cartel, el jueves último se cobró al menos 30 vidas: las de 11 efectivos del ejército y las fuerzas de seguridad y 19 presuntos sicarios del grupo.

Pero los analistas predicen que no tendrá ningún impacto en el flujo de droga hacia Estados Unidos.

Fue una exhibición de fuerza con helicópteros armados, cientos de soldados y vehículos blindados en el inicio de un posible proceso de extradición, más que un paso importante en los esfuerzos de las autoridades mexicanas para desmantelar una de las organizaciones delictivas más poderosas del país.

Quizás por casualidad, ocurrió a unos días de la visita de Joe Biden, la primera de un presidente estadounidense en casi una década.

En los cuatro primeros años de los seis que contempla su mandato, López Obrador dejó en claro que perseguir a los capos de la droga no es su prioridad.

Cuando las fuerzas militares acorralaron al joven Guzmán en Culiacán en 2019, el presidente ordenó su liberación para evitar muertes luego de que hombres armados comenzaron a disparar por la ciudad.

La única otra gran operación durante su presidencia fue la de Rafael Caro Quintero, en julio de 2022, apenas unos días después de la reunión entre Biden y López Obrador en la Casa Blanca.

En aquel momento, Caro Quintero tenía más importancia simbólica por haber ordenado el asesinado de un agente de la agencia antidroga estadounidense DEA hace décadas que peso real en la jerarquía del narcotráfico actual.

MÁS DE LO MISMO

“México quiere hacer al menos lo mínimo en términos de lucha antidroga”, indicó Mike Vigil, exjefe de operaciones internacionales de la DEA que pasó 13 años de su carrera en el país.

“No creo que esta sea una señal de que va a haber una cooperación más estrella, una colaboración bilateral si se prefiere, entre Estados Unidos y México”.

Aunque el arresto de un delincuente es una victoria para la justicia y el Estado de derecho, según Vigil, el impacto en lo que considera una “campaña permanente contra las drogas” es nulo.

“Lo que tenemos que hacer aquí en Estados Unidos es hacer un mejor trabajo en términos de reducción de la demanda”, opinó.

Este fue uno de los temas de conversación clave cuando los gobiernos de las dos naciones anunciaron a finales de 2021 un nuevo Entendimiento Bicentenario sobre Seguridad, Salud Pública y Comunidades Seguras, que reemplazó a la obsoleta Iniciativa Mérida.

El acuerdo debía adoptar un enfoque más integral hacia la lucha contra las drogas y las muertes que causan a ambos lados de la frontera.

Pero en un ejemplo de la frecuente desconexión entre el discurso diplomático y la realidad, apenas dos meses después el gobierno de Estados Unidos anunció una recompensa de cinco millones de dólares por información que llevase a la captura de cualquiera de los cuatro hijos del Chapo, incluyendo a Ovidio, señal de que la estrategia de Washington contra los capos seguía viva y en buena forma.

Fuente: La Voz

Te puede interesar