La crueldad del Comunismo: soldados rusos le pusieron una bomba a un perro para atacar Ucrania

Mundo - Política 13 de julio de 2022 Por Bruno Maximiliano
Las fuerzas especiales rusas golpearon a un can, lo dejaron sin poder caminar y colocar una bomba junto a él para matar ucranianos. Por suerte, los expertos en explosivos salvaron al animal.
rusia-ucrania-guerra-perro-g20220713-1385775
La crueldad del Comunismo: soldados rusos le pusieron una bomba a un perro para atacar Ucrania

Un repudiable actitud de soldados rusos contra un perro dejan al descubierto las crueldades en la guerra en Europa. Las fuerzas especiales rusas golpearon a un can, lo dejaron sin poder caminar y colocar una bomba junto a él con el fin de matar ucranianos. Por suerte, los expertos en explosivos desactivaron el artefacto y salvaron al animal.

El hecho ocurrió en la ciudad noroccidental de Makariv, Ucrania, donde se supone el grupo Spetsnaz se encuentra infiltrado. Allí conectaron una bomba a un perro con el objetivo de matar a los ucranianos que vayan a ayudar al can.

Finalmente, un escuadrón antibombas se percató de la situación y logró desactivar la trampa explosiva para poder rescatar al perro llamado "Fox", quien no tiene dueño. Fue encontrado en una zanja conectado a la bomba, pero los ciudadanos se dieron cuenta de la trampa y llamaron a los especialistas.

Si bien nadie sabe dónde opera el grupo Spetsnaz, un soldado británico integrado en la Brigada Internacional de Ucrania señaló que las fuerzas encubiertas se han disfrazado de trabajadores humanitarios.

Según las informaciones provenientes de Ucrania, los rusos utilizan artefactos explosivos improvisados ​​para matar a civiles. El objetivo es generar un "gran golpe psicológico" a los ucranianos.

"Esta es una prueba más de que el plan ruso está fracturado con el Kremlin ahora obligado a enviar soldados encubiertos en operaciones 'terroristas' de bajo nivel. En esto es en lo que se especializa el Spetsnaz, socavar la confianza civil en el esfuerzo de guerra e infligir horror como lo haría un grupo terrorista", dijo una fuente al Daily Mirror .

En esa línea, agregaron: "Los operativos encubiertos estarán detrás de esto, ya sea que lo hayan hecho ellos mismos o que hayan reclutado a un simpatizante para colocar la trampa explosiva".

Los perros rescatados de la guerra
Max, un belga Malinois Max de tres años, fue encontrado casi muerto de hambre por ucranianos en la región de Mykolaiv y fue atendido hasta que recuperó la salud en mayo.

Luego fue reubicado como un perro rastreador de minas después de que se le enseñó a comprender los comandos ucranianos.

Otro de los perros famosos de la guerra es Patron, quien también se unió al ejército de Ucrania. Es un Jack Russell recientemente galardonado con una medalla al valor por parte del presidente ucraniano Volodymyr Zelensky .

Patron ha detectado más de 200 minas terrestres rusas mortales y bombas sin explotar. Pesa 4 kg, mucho menos que los 5 kg que disparan la mayoría de las municiones rusas, consignó Mail Online.

A partir de los seis meses, Patrón fue entrenado para detectar TNT y pólvora. Cuando lo hace, se detiene rígido y se para con la nariz hacia abajo hasta que su dueño, Mykhailo Iliev, de 33 años, y su equipo se acercan.

Fuente: Finanzas y Mercado

Te puede interesar