Fuerte jugada de Gerardo Morales para alinear a los gobernadores en favor del acuerdo con el Fondo

Nacionales - Política 10 de marzo de 2022 Por Bruno Maximiliano
El opositor jujeño dio un fuerte discurso anti grieta. Le habló a los halcones de Juntos por el Cambio y del Frente de Todos. Lo mismo hicieron peronistas y mandatarios de partidos provinciales.
agsgasga
Fuerte jugada de Gerardo Morales para alinear a los gobernadores en favor del acuerdo con el Fondo

Gerardo Morales se mostró por encima de la grieta y se convirtió en el principal vocero a favor del acuerdo que selló el Gobierno con el Fondo Monetario Internacional. Lo hizo después de pasar por Casa Rosada, de tener una charla privada con Sergio Massa y compartir un café con otros once gobernadores y dos vicegobernadores. "De acá tenemos que salir con la ley", exhortó a diputados y diputadas en el plenario de Comisiones de Presupuesto y Hacienda. Incluso cuestionó a los sectores radicalizados del peronismo y de Juntos por el Cambio.

El jujeño fue el último de los cinco mandatarios que terciaron a favor del proyecto del Ejecutivo. Primero hablaron el santafesino Omar Perotti y el entrerriano Gustavo Bordet por el oficialismo; después el salteño Gustavo Sáez y en cuarto lugar lo hizo el neuquino Omar Gutiérrez que representan posiciones por fuera de la grieta aunque fue el referente del Movimiento Popular Neuquino uno de los más explícitos. 

Gutiérrez pidió "responsabilidad" a los representantes de las dos fuerzas mayoritarias y evitar una puja entre ganadores y vencidos para evitar los efectos de un eventual default. El fantasma de lo que eso significaría lo agitaron todos los mandatarios que harán gestiones entre los legisladores propios y de otras fuerzas en cada una de sus provincias.

Los oradores se sentaron en la mesa central, junto a los presidentes de las comisiones de Presupuesto y Finanzas, Carlos Heller y Alicia Aparicio. Los cinco cumplieron la palabra empeñada en Casa Rosada frente al presidente Alberto Fernández y el jefe de Gabinete, Juan Manzur, y luego frente a Sergio Massa en la Presidencia de Diputados. 

Mostraron además el ánimo de dialogar, acercar posiciones y consensuar un proyecto que tenga el mayor respaldo posible. Sólo Morales no posó para la foto con el Presidente porque llegó en forma anticipada al Congreso para una rápida charla a solas con Mario Negri y un café con Massa.

El resto llegaron junto a Manzur en una combi y en la misma combi cruzaron todos juntos al edificio del Anexo, como en un viaje escolar. Para que la escena estuviera cuidada Heller se encargó de hablar previamente con diputados y diputadas. Incluso terció cuando a Morales le gritaron los diputados opositores jujeños y de la izquierda en reclamo por presos políticos. Morales solicitó que lo escucharan y sólo se concentró en la cuestión de la deuda.

Rompió el hielo Bordet. Fue el primero y planteó que "no estamos aquí para hacer una discusión política estéril". En cambio consideró que se está frente a "una gran oportunidad para que fuerzas políticas podamos encontrar la visión de un país porque se involucran a generaciones posteriores y es un acuerdo que se tomó manera irresponsable".

En silencio absoluto los escuchaban los legisladores y el resto de los gobernadores que se sentaron en una segunda fila: Ricardo Quintela (La Rioja), Raúl Jalil (Catamarca), Osvaldo Jaldo (Tucumán), Sergio Ziliotto (La Pampa), Sergio Uñac (San Juan), Oscar Herrera Ahuad (Misiones), Mariano Arcioni (Chubut) y los vicegobernadores Carlos Silva Neder (Santiago del Estero) y Eugenio Quiroga (Santa Cruz).

Al final, Heller nombró uno por uno a los gobernadores para los que hubo aplausos y recién cuando se saludó a todos le dio la palabra a Morales, evidentemente como un gesto hacia la participación del opositor. "No me voy a inscribir en la grieta de la que todos hemos formado parte y de la que todavía forman parte algunos sectores radicalizados del Frente de Todos y de Juntos por el Cambio", arrancó el jujeño después de saludar a las mujeres por el 8 de marzo.

 "No sirve de nada, la gente está harta", cuestionó la grieta política que representan básicamente las dos fuerzas mayoritarias. Pero destacó que en su caso iba a hablar por la posición "unánime" de los gobernadores que quieren evitar el default e hizo suyas palabras de Perotti respecto a la necesidad de honrar deudas y dar continuidad institucional.

A sabiendas de las críticas que recibió y que recibirá seguramente desde su espacio, apuntó a los que promueven el rechazo a la refinanciación de la deuda. Sin embargo evitó hacer mención a los detalles en discusión sobre los que se negocia desde la Presidencia de la cámara. Esa es otra grieta: definir si el Congreso debe avalar la refinanciación y el programa económico para cumplir las metas o sólo el acuerdo en forma global.

"Veo algunos compañeros de mi coalición que no están pensando si esto nos tocara en 2023. Si tuviéramos que gobernar necesitaríamos diálogo", consideró con firmeza. La mención tal vez tuvo como destinatario a Mauricio Macri con quien charló a solas el jueves pasado. Macri está convencido de que no hay que votar a favor a pesar de haber sido quien tomó la deuda como presidente.

Morales pareció dar un discurso en tono de presidenciable, más contundente que el de sus antecesores y como invitado del bando contrario. Incluso se diferenció de la mayoría de los dirigentes de Juntos por el Cambio y de los que cavan día a día la grieta señalando que en el oficialismo y oposición hay responsables. 

"Me pregunto cómo no han inventado una vacuna para los intolerantes, deberían ir por la tercera dosis" ironizó. Le gritaron diputados de la izquierda que interrumpieron por primera vez a un gobernador. Una vez que Heller logró reponer el clima Morales admitió, también para molestia de propios, que "esta deuda la tomamos nosotros y me hago cargo. Algunos halcones me pegan, del mismo modo que algunos no ven que el Gobierno viene endeudándose en 650000 millones" apuntó al otro lado de la zanja política. Y volvió a pedir "acuerdos" antes de que Heller diera por cerrada la ronda de gobernadores.

Te puede interesar