EL FUERTE TEMPORAL QUE AZOTO AL PUEBLO JUJEÑO VOLÓ EL TECHO DE UN MERENDERO

Locales 03 de enero de 2022 Por ANDRES ALBERTO VARGAS
El merendero pica piedra ubicado en el barrio alto comedero sufrió graves destrozos, debido al fuerte temporal de la madrugada del Lunes por ello solicitan la ayuda del pueblo Jujeño.
merendero-21-6jpg

El inmensurable temporal que vivió el pueblo Jujeño en la madrugada del Lunes 3 se llevo consigo puesto a un merendero ubicado en el Barrio Alto Comedero  que daba sostén a un total de 150 personas.

La fuerte ráfaga de viento, granizo y lluvia hizo que varias familias perdieran absolutamente todo y dentro de los damnificados  se encuentra el merendero, el cual sufrió la voladura de chapas del mismo, además de ellos perdieron mercadería  que tenía la institución para realizar las meriendas se mojó y ya no se podrán utilizar más.

Gabriela Gaspar quien es la dueña del lugar dijo lo siguiente: "La lluvia y el viento destrozaron parte de mi casa, en eso se nos volaron las chapas y cayeron, mojando así las mercaderías que teníamos y bloques que también se cayeron rompiendo varias cosas más que quedaron destruidas. Por ese motivo quisiera hacer un pedido de solidaridad por si alguien nos podría colaborar y donar con mercaderías como pan, harina, sémola para hacer anchi a los niños".

Destacando que "también pueden donar chapas o cualquier material" para la reconstrucción del techo que es tan necesario para que los chicos y sus familiares que van a retirar la merienda puedan resguardarse en días de lluvia, calor o frío.

Para enviar cualquier donación comunicarse a los números: 3884450709 o al 3886863142. La dirección es AP 6, lote 15, Remanente 1 de las 150 Hectáreas del barrio Alto Comedero.

Por ultimo la señora Gaspar aclaro que le "Gusta ayudar porque no quiere que nadie no tenga para comer, como me pasó a mi” y según los datos recabados por los distintos medios de comunicación de la provincia se pudo saber que ella es oriunda de la localidad de La Quiaca, sus padres fueron alcohólicos, pasó hambre de niña y tuvo que trabajar desde los 8 años. Actualmente, pese a que tiene dificultades económicas ya que es mamá y está a cargo ella sola de dos chicos, busca ayudar a los demás. Comenzó con 30 niños y actualmente atiende a más de150 chicos, madres embarazadas y adultos mayores.

Te puede interesar