EMILIANO BONDANCHURK, EL JOVEN QUE SE VOLVIO VIRAL POR SU DURA CRÌTICA A LOS POLÌTICOS DE LA MATANZA

Viral 04 de octubre de 2021 Por ANDRES ALBERTO VARGAS
El adolescente subió al escenario, tomó el micrófono y se despachó con todo. Su historia y palabra tras su discurso.
NNWILB3D2JB6BMM6NTZQRIHJ6U

Chorros” y “vagos”, eso fue lo que les dijo Emiliano Bondarchuk (17) a los políticos que estaban presentes en la Expo Joven celebrada el pasado sábado en el partido de La Matanza, Buenos Aires. Sus palabras quedaron reflejadas en un video que se volvió viral en redes.

“Estaban hablando sobre quiénes queremos ser a futuro y yo tengo una visión bien clara desde chico de quién quiero ser. Un sueño. Siempre soñé en ser chorro como la gente de acá y de muchos más por acá. Chorro y vago, el sueño de todo el mundo. Gracias”, fueron las palabras con las que Emiliano expresó su bronca contra los políticos y que recibieron una ovación inmediata del público presente.

QUIÉN ES EMILIANO Y SU PALABRA TRAS EL DISCURSO VIRAL
El joven vive en Laferrere. Actualmente cursa el sexto año en un secundario técnico de la zona. En dialogo con La Nación, aseguró que en el futuro le gustaría estudiar ingeniería en electrónica o sistemas en la Universidad Tecnológica Nacional, aunque no descarta vincularse a la política.

Respecto a que le impulsó a pedir la palabra durante el evento, Emiliano subrayó: “Al comienzo habían dicho que si alguien quería decir algo podía subir. Venía escuchando una charla sobre innovación, robótica, uso de redes, pero vacía de contenido. Básicamente, contaban las cosas que dice todo el mundo, pero haciendo mucho hincapié en el papel del Estado. Si vos querés ser un emprendedor, tené en cuenta al Estado o El Municipio es tu amigo, cosas así. Cada cinco minutos metían un comentario de ese estilo. Hablaron Débora Giorgi, Nicolás Ritacco y Ezequiel Mercado. Después de escuchar todo eso, pedí hablar”.


El joven expresó sus sensaciones y la devolución de la gente ante la finalización de su discurso viral. “Me sentí completamente aliviado. Yo estaba harto de estar ahí. Me habían obligado a ir. Tenía algo adentro, como un nudo en la garganta. “La mayoría me aplaudió y otros me fueron a dar la mano”, expresó a La Nación.

Por último, el adolescente dijo que cree que les hizo saber a los políticos que a la mayoría de la gente de su edad no les caen bien. “No los banca nadie. El noventa por ciento de los jóvenes que conozco creen que son unos chorros y la mayoría de la gente de La Matanza piensa lo mismo”, concluyó.

Te puede interesar